La feminidad del siglo XXI

“El alma humana tiene necesidad de verdad y libertad de expresión” Simone Weil

"Ni cogeré las flores, ni temeré las fieras” Juan de Yepes



Mujeres de virtud

Mujeres de virtud

Me ha emocionado esta entrevista a Bertha Bejarano extraída del periódico boliviano “Erbol digital”, Bertha aparece como gigante mujer-madre, comprometida con el mundo, con su pueblo, con la verdad por encima del interés y, por ello,  enfrentada con el régimen de Morales que destruye las culturas autóctonas, ofrece a los grandes depredadores capitalistas la tierra que pertenece a los pueblos indígenas y reprime y destruye a quienes se le oponen.

Bertha no conoce su condición de víctima, no sabe que, por ser madre de diez hijos, está condenada a permanecer en la marginación y la sumisión y esa “ignorancia” la permite desplegar el enorme potencial de lucha y compromiso que podemos observar, situarse en primera línea, enfrentarse a la represión, tomar en sus manos los difíciles problemas de su pueblo, las cargas más ásperas y las tareas más peligrosas. Mujer sin complejos, no se siente “sexo débil”, no conoce el sometimiento.

En nuestra sociedad estamos creando un modelo maternal  tan enfermizo y frágil, tan cerrado sobre sí, tan concentrado en lo pequeño, en lo insignificante, que un buen número de mujeres se ahoga en él. Cada vez menos mujeres acceden a la maternidad, una buena parte de las que lo hacen quedan confinadas en una forma de domesticidad destructiva, situación que no es diferente en lo esencial de la que viven aquellas que se encierran en la promoción laboral y profesional pues ésta no es sino otra forma de doméstica reclusión, de manera que hoy, aquí, el modelo de mujer, sea madre o no, es un modelo de debilidad, apocamiento e impotencia.

Frente a ello Bertha nos ofrece un luminoso ejemplo de sublimidad y de grandeza personal. Os invito a leerla.





“Al presidente Evo debería darle vergüenza cuando habla de los indígenas” Continuar leyendo

1 comentario: